Friday, September 22, 2006


II. UNA CHICA SENCILLA Y NADA MÁS

“Me llamo Irma Grese. Nací el 7 de Octubre de 1923, en Wrechen. En 1938 dejé la escuela elemental y durante seis meses estuve empleada como jornalera en una granja. Después, trabajé en una tienda, en Luchen, otros seis meses. Cuando cumplí los 15 conseguí un puesto de limpiadora en un hospital en Hohenlunchen, y alli permanecí dos años. Intenté convertirme en enfermera, pero la Oficina de Trabajo no me lo permitió y me enviaron a una lechería en Fürstenberg. En Julio de 1942 volví a solicitar un puesto de enfermera, pero… “


Pero. Siempre hay algún “pero”… Si teclean su nombre en el buscador más molón aparecerán más de 160.000 referencias. Casi la mitad de las que exhiben secundarios estelares como Reinhard Heydrich o Josef Menguele, y, desde luego, muchas más que superiores suyas como María Mandel, Margot Drechsel o la celebérrima Magda Goebbels, Primera Dama del Reich, en la cresta de la ola tras “Der Untergang”.

Las fuentes son de dos tipos: Serias (que se subdividen a su vez en apasionadamente favorables y beligerantemente contrarias, con abrumadora mayoría de estas últimas), y Pajeras Pop, puro onanismo de fantasía, cada una de las cuales constituye, en sí misma, la entrada a una galaxia sombría habitada por seres del abismo… De entrada, casi todas dicen lo mismo: “One the most notorious of the Nazi criminals”, “Múltiples y atroces delitos”, “Most infamous female war criminal”, “Tortures, cruelties and sexual excesses “, “Thirty murders a day”, “The Angel of Death.”, “The Beautiful Beast”, “Die Hyäne von Belsen” (mi prefe) …., Y eso, sin tirarse de verdad al barraco: “Sexual fanatic” (que mola mazo), “Nymphomaniac”, “Sexually abusing male and female prisoners”, “Brief lovers including the camp commandant and the infamous physician Josef Mengele”, “The skins of three inmates that she had had made into lamp shades were found in her hut.”.... Muchísimo más entretenido que el “Weird Tales”, vaya. La gran pregunta, la cuestión insondable, la madre del cordero es ¿Cómo se convierte una pacífica y rubicunda moza pueblerina de18 años - y bastante buen ver - en la viva encarnación de todas las Furias del Mal? Habría que preguntar a la familia…

1 Comments:

Anonymous Sandra said...

No creo que Irma Grese ni las otras guardias de los campos de concentración hayan sido tan malas. O es que los judíos tenían alas y aureola?? No creo!!!!! Dicen que cada uno habla según como le fue en la feria. Y si uno pregunta sobre Grese o alguna otra, dirán que era el demonio personificado; si preguntan a otros SS, dirán que ran mujeres agradables y trabajadoras. La verdad es que creo fervientemente que todas ellas eran buenas personas que trataban de sobrevivir en un mundo superpoblado por judíos.

10:47 AM  

Post a Comment

<< Home